Compartir

Comandos Azules

Los dos bandos que conforman esta barra se reunieron para competir en El Color de la Pasión.

La historia de Comandos Azules comenzó como muchas otras barras del país que deciden separarse de la primera barra constituida de sus equipos y con eso organizarse como un grupo diferente y alterno.

 

En el año 1992, aproximadamente, 30 personas decidieron conformar la barra BlueRain, que desde sus inicios alienta de manera incondicional al Club Deportivo Millonarios. Sin embargo, y luego de diferencias entre sus integrantes, algunos de ellos decidieron aliarse con otro grupo llamado Ultrazul, propinando su separación. Se ubicaron en la tribuna norte del estadio El Campín, buscaron un nuevo nombre; el mejor, luego de discutirlo, fue Comandos Azules # 13, que para el año 98 ya tenía alrededor de 4.000 miembros.

 

Tiempo después, Comandos Azules #13 decidió cambiar su nombre debido a la mala racha por la que pasaba Millonarios en esa temporada (habían pasado 11 años desde su último título en la liga) y porque el número 13, según algunos de sus integrantes, era de mala suerte. Entonces, nació Comandos Azules Distrito Capital. 

 

Pero, a partir del año 2009, la barra del equipo embajador sufrió otro giro que cambió y marcó su historia: dentro de Comandos se crearon divisiones. Sus problemas iniciaron en un partido de la Copa Cafam entre Millonarios y Tigre, porque algunos de sus integrantes querían un cambio de líder. Muchos no estuvieron de acuerdo y otros quisieron apoyarlo, lo que causó una segmentación que se mantiene hasta el día de hoy y que ha generado graves enfrentamientos entre los dos bandos.

 

No obstante, no todo ha sido negativo para este grupo de aficionados del equipo embajador: en la década de los 90 fue un fenómeno entre las barras, gracias a su organización y manera de alentar a su club -algo novedoso para el fútbol colombiano-. Y este 2014, los dos bandos se reunieron para competir en el concurso-documental del Canal RCN, El Color de la Pasión, no sólo con el objetivo de ganar los 100 millones de pesos para fortalecer su proyecto social, sino para demostrar que pueden ser gestores de paz y construir diálogo entre ellos, a pesar de las diferencias.

 

La historia de Comandos Azules ha estado marcada por diferentes episodios, como la caída de su tribuna que dejó 42 heridos y el lanzamiento de un CD que recopila 27 cantos en apoyo a Millonarios.